BENEFICIOS

Pacientes renales cuentan con atención integral en el nuevo Hospital Fricke

BENEFICIOS.- Establecimiento entrega prestaciones integrales orientadas al diagnóstico y tratamiento de patologías del riñón en sus etapas más avanzadas.

 

REGIÓN DE VALPARAÍSO, VIÑA DEL MAR.- Acceder a un diagnóstico de patología renal puede cambiar la vida de un paciente. En ese contexto el nuevo Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ cuenta con una serie de prestaciones que, asociadas a un cambio en la infraestructura hospitalaria, facilita tanto el diagnóstico como la terapia.

El Dr. David Barrero, nefrólogo y Jefe de la Unidad de Diálisis indica que “el tratamiento, el manejo y la recepción de pacientes con enfermedad renal avanzada, es un desafío muy importante para nosotros como Unidad, como Hospital, y también como Servicio de Salud. El paciente renal que nosotros recibimos, viene de una larga historia de atenciones en salud que van desde la pesquisa en Atención Primaria, la recepción por el nivel secundario y finalmente, (la Unidad de Diálisis) es sólo la punta del iceberg».

«Pacientes que reciben diálisis y terapia de reemplazo renal son solamente el final de un largo proceso de atenciones que son entregadas por el equipo de salud y no solamente por el nefrólogo. La atención del paciente renal va a depender de un conjunto de personas que trabajan mancomunadamente para que el paciente, ojalá, llegue en la mejor manera posible a la terapia de reemplazo renal o que idealmente no lo haga, que es nuestro objetivo primordial”, agregó.

 

MEJORA DIAGNÓSTICA

El Dr. Pablo Riera, Jefe de Urología del Área Médico Quirúrgica, explicó que desde el punto de vista de diagnóstico renal y urológico, “en el primer piso tenemos una sala de urodinamia pronta a ser inaugurada. La urodinamia es un equipo de alta tecnología que permite diagnósticos mucho más precisos para patologías, sobre todo, de incontinencia o de patología pelviana”.

Y en general, agrega el especialista, lo que también ha mejorado para el personal, es contar con espacios más amplios donde disponer lugares para hacer todo que es la parte de mantención y de evolución de pacientes, contando con salas específicas para diagnóstico, salas específicas para cada uno de los procesos que se requieren en el tratamiento de nuestros pacientes”, añadió.

 

TERAPIAS RENALES

Cosa similar ocurre en Diálisis. Nicole Chamblás, enfermera Supervisora de la Unidad, explica que “acá están todos los pacientes renales con falla crónica terminal que necesitan una terapia de sustitución. En la Unidad entregamos dos tipos de terapia: la hemodiálisis, donde se conectan tres veces a la semana, y también tenemos peritoneo diálisis. Esa es una terapia que se le prepara al paciente, se le educa para que ellos realicen en la noche, durante el día, unos cambios a través de su peritoneo y permitan que la terapia se reproduzca en su casa”. 

La profesional complementa que “en el caso de hemodiálisis tenemos también pacientes ambulatorios, que vienen ingresando recién, algunos pacientes que ya requieren un apoyo de nuestra unidad que no pueden recibir en un centro, y también recibimos pacientes hospitalizados, porque el paciente con falla renal terminal que a veces está en un centro externo, igual puede hospitalizarse por alguna otra razón, quirúrgica, médica, una urgencia, y para eso, para no interrumpir su terapia llegan con nosotros a cubrir esos días que están hospitalizados”.

 

ÁREA MÉDICO QUIRÚRGICA

En el Área Médico Quirúrgica, como afirma el Dr. Riera, el adelanto no solo ha mejorado el confort de los pacientes en las salas de hospitalización.

Desde el punto de vista quirúrgico, contamos con mejor tecnología, que no teníamos en el Hospital antiguo, y esto ha beneficiado a los pacientes en su estadía porque, por ejemplo, en todo lo que es la parte de patología litiásica, los cálculos renales, contamos con tecnología de punta que es el láser, la ureteroscopía flexible, tenemos muy buena tecnología para lo que es cáncer de riñón, porque hemos contado con tecnología 3D para cirugía laparoscópica”.

Así lo vivió Lidia Cerna, que pudo extraer un tumor renal cuyo post operatorio, antiguamente habría sido de hasta una semana, y que hoy se reduce a apenas 48 horas. “Haciéndome exámenes de otra cosa, buscando otra cosa, en el fondo, fue un hallazgo un tumor renal. Entonces me recomendaron ver a urólogos en el Hospital porque me dijeron que había tecnología nueva, que estaba todo nuevo en la infraestructura, tenía buenos médicos y así fue como llegué acá. Hasta ahora todo bien, salió todo súper rápido. Estaba nerviosa al principio, pero ya pasó lo peor y ahora estoy tranquila esperando poder irme”, contó.

 

TRASPLANTE RENAL

Podemos decir que el Fricke le entrega todas las posibilidades al paciente con falla renal terminal adulto. Un paciente con falla renal crónica terminal acá tiene las dos terapias a su disposición, a la vez que el Hospital también entrega en otra Unidad, que es Trasplante y Procura, la posibilidad de recibir nuevamente un riñón”, señala la enfermera Nicole Chamblás.

Precisamente, tras el receso debido a la pandemia, se retomarán prontamente los trasplantes renales que han permitido a los pacientes retomar su vida de otra manera. Así lo cuenta Camila Ayala, que en 2010 inició su proceso de diálisis en el Hospital antiguo, para trasplantarse finalmente en 2018: “Yo estuve seis años esperando, en la lista. En ese tiempo estuve en diálisis.  Gracias a Dios me salió el trasplante y he estado súper bien, me liberé del tema de la diálisis, que uno se siente prisionera de eso, no tenía vida, no podía viajar, no podía hacer nada, pero ahora estoy mejor, estoy súper bien”.

 

 

¿Te gusto lo que leíste? comparte este contenido en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Noticias Relacionadas