Ley de Eficiencia Energética: medidas concretas para reducir la intensidad energética de Chile

Por Fernanda Pinochet Olave.

Seremi de Energía, Región de Valparaíso.

A inicio del año pasado, promulgamos la Ley 21.305 sobre Eficiencia Energética, la cual tiene por objetivo promover el uso racional y eficiente de los recursos energéticos, ya que consideramos es la forma más segura, económica y sustentable de cubrir nuestras necesidades energéticas, las que en países en desarrollo como el nuestro, son cada vez mayores.

Hemos trabajado en modernizar el sector energía poniéndolo al servicio de las personas. Y una de las medidas que ayuda a cumplir este objetivo, es usar la energía de manera eficiente, porque genera ahorros para las personas, industrias y además, es un pilar fundamental contra el cambio climático.

Esta Ley cubre los tres sectores que representan prácticamente todos los consumos energéticos del país: transporte (37%); industria y minería (40%) y sector residencial, público y comercial (23%).  Por ejemplo, las viviendas nuevas tendrán una etiqueta de eficiencia energética, como las de los refrigeradores, informando los gastos energéticos de la edificación. Esto permitirá a las personas tener mejor información al momento de arrendar o comprar viviendas. Además, y con la finalidad de promover un uso más eficiente y limpio de la energía en transporte, entrega las facultades para establecer estándares de eficiencia energética para los vehículos. Esto permitirá tener ciudades más limpias, silenciosas y con una mejor calidad de vida.

Así mismo, exige que los grandes consumidores de energía implementen sistemas de gestión de la energía e informen sus consumos energéticos; promueve la electromovilidad y declara al hidrógeno, expresamente, como combustible.

De aplicarse adecuadamente las medidas contempladas en la ley al 2030 tendremos una reducción de intensidad energética del 10%, un ahorro acumulado de US$15.200 millones y una reducción de 28,6 millones Ton CO2. Esto equivale a evitar el recorrido anual de 15,8 millones de vehículos livianos o a la absorción anual de 1,8 millones de hectáreas de bosque nativo.

Esta nueva normativa significará un salto enorme en lo referente a la consolidación de una cultura de la eficiencia y la sostenibilidad energética tanto para el país como para nuestra región de Valparaíso. Este es un logro muy importante para Chile, porque nos permitirá fortalecer la modernización del sector energético no sólo a nivel productivo, sino también a nivel residencial y educativo, de manera transversal.

Actualmente, estamos en el proceso de elaborar el primer Plan Nacional de Eficiencia Energética, que establecerá metas y acciones específicas para masificar la implementación de la Eficiencia Energética en el país. Este plan acaba de terminar su proceso de consulta pública, siendo el resultado del diálogo y la participación ciudadana. Ciudadanos, representantes de empresas, gremios, academia, organizaciones de la sociedad civil y del sector público que participaron en la elaboración de este plan. En total más de 1.100 personas participaron y aportaron con su mirada para el desarrollo de esta hoja de ruta.

Finalmente quiero destacar que la Ley impondrá exigencias a los sectores productivos más importantes del país, lo que nos permitirá ir mejorando el estándar en el buen uso de la energía, seguir siendo productivos, ser menos intensivos en el uso de combustibles y electricidad y, al mismo tiempo, requeriremos de menos energía en la generación de beneficios.

¿Te gusto lo que leíste? comparte este contenido en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Noticias Relacionadas